¿Cuál es la verdadera historia del palo de selfie?

Por Olga Cid

Imagen vía Visualhunt

En tiempos pasados, más inocentes y quizá más felices, cuando querías tomarte una foto con la torre Eiffel al fondo le dejabas tu cámara a cualquier amable lugareño y le pedías que la hiciera él. Que el amable lugareño saliera corriendo con la cámara bajo el brazo no era una preocupación, al parecer. El caso es que hoy en día, para tomar fotos amplias, en que no salga solamente nuestra cara, no queda otra opción que usar el llamado palo de selfies.

Continúa »