La mentira de la báscula que deprime a los que intentan adelgazar

Por Manuel Peña

Muchísimas personas se ponen cada día en el mundo manos a la obra para perder esos kilos de más y tener una figura más atractiva a la vez que saludable. La mayoría cambia los fritos por lo hervido, al horno y a la plancha, introduce la fruta y las famosas cinco comidas al día, y se apunta al gimnasio o sale a caminar o correr varias veces por semana. Normalmente, al principio, cuando se pesan después de los primeros días, todo es maravilloso. La báscula suele mostrarles que han bajado de peso. El problema viene cuando de repente un día, y sin haber abusado de los dulces ni dejar los ejercicios, nuestra querida báscula nos dice que pesamos más que la semana anterior.

"¿Cómo es esto posible? ¡Pero si estaba perdiendo casi un kilo por semana y esta semana he hecho incluso más kilómetros en la bici!". El problema es que esta información oculta una verdad positiva que muchos entregados a la causa desconocen. Y como no lo saben, abandonan la dieta, abandonan el deporte y vuelven a los dulces, los fritos y la vida sedentaria. Hoy estamos aquí para desvelarte qué es lo que en realidad ocurre cuando ganas peso y estás intentando adelgazar haciendo deporte regularmente.

Continúa »