Motivos por los que debes tener un coche 'conectado'

Por Manuel Peña

Por fin ha llegado el coche fantástico al mundo real. Se trata de los vehículos conectados, y, aunque no está muy claro cómo funciona lo de la protección de datos y suponen unos costes adicionales, también tienen una gran cantidad de ventajas para el conductor. Para empezar, un coche conectado llama al 112 en caso de accidente. Por si no lo sabías, desde 2018, todos los coches que se fabriquen deberán incorporan el sistema ecall que propone el Parlamente Europeo. Mediante este sistema, el coche transmite datos de vital importancia como la posición del vehículo, el número de ocupantes y la hora del accidente de manera automática.

Pero la cosa no acaba ahí, un coche conectado te permite acceder desde él mismo a mapas virtuales para ofrecerte la mejor ruta, ofreciendo información sobre atascos, accidentes y carreteras peligrosas por el motivo que sea. Por supuesto, otra opción que te ofrecen los coches conectados es la de aparcar solos. Gracias a su potente sistema de radares, GPS y cámaras, leen perfectamente las señales y los espacios para poder maniobrar hasta estacionar el vehículo. Pero eso no es todo, ya que los coches conectados también se comunican entre ellos gracias a la tecnología vehicle to vehicle. Este sistema es muy positivo porque si, por ejemplo, un coche conectado tiene que dar un frenazo brusco, el de atrás es avisado de manera instantánea para reaccionar en consecuencia.

Continúa »