La DGT quiere imponer una tasa de alcoholemia de 0,0 en ciudades y carreteras

Por Manuel Peña

Este peligro que supone el alcohol para los conductores se incrementa en el caso de los motoristas porque también tienen que brindar un excelente equilibrio sobre su motocicleta cuando circulan. Ordás explicó la intención que tiene el organismo de sacar adelante esta medida. La DGT tiene muy presente que en los siniestros en los que hay motos implicadas el riesgo de accidente es 17 veces superior que las que tiene un coche, aún con el motorista en plenas facultades.

Las estadísticas no mienten: De todos los heridos graves en accidente de tráfico entre enero y septiembre, el 62% son, o bien conductores, o pasajeros de motos. El consumo de alcohol dispara exponencialmente el riesgo de siniestralidad. En 2017 hubo 1.067 accidentes mortales en los que fallecieron 1.200 personas, y 4.837 tuvieron que ser hospitalizadas. De esas, 240 iban en una motocicleta, y 20 más en ciclomotores. En un 12% de estos accidentes el alcohol estaba implicado.

Foto: Shutterstock