¿Cómo tener una piel perfecta?

Por Mirian Díaz

Si tienes problemas de acné es posible que tengas que cambiar tu rutina en el cuidado de la piel. Tan solo tienes que utilizar una cantidad mínima de producto que tenga un efecto máximo. Para ello puedes utilizar un producto limpiador hidratante por la mañana. Por la noche, limpia el rostro con agua micelar Garnier y no olvides utilizar un buen sérum y una buena crema hidratante. Al menos una vez por semana, aplica en tu rostro una solución de peeling facial.

Es necesario proteger el rostro de los rayos solares y si comienzas a utilizar protección UV cada día obtendrás unos resultados excepcionales. Por la mañana utiliza un limpiador efectivo, como CeraVe Cleanser para pieles normales, y aplica una crema hidratante con SPF 30, así como suero con vitamina C para el rostro. Por la noche, vuelve a utilizar tu limpiador y humedece tu piel con un sérum reparador nocturno, por ejemplo, de la marca Kiehl.

Si tu acné persiste tal vez tengas que tomar otras medidas y experimentar con otros productos para el cuidado de la piel. En el mercado existen respuestas de todo tipo y una de las sustancias que están consiguiendo mejores resultados es el peróxido de benzoilo que seca la grasa, elimina las bacterias y disminuye la inflamación. Para utilizar estos productos por la mañana deberás enjuagar el rostro con agua y aplicar uno de estos tratamientos para el acné. Después puedes utilizar una crema hidratante para bebés como la de la marca CeraVe. por la noche, limpia el rostro con Cetaphil e hidrata con Nivea Creme. De igual forma, no olvides exfoliar tu rostro dos por veces por semana con una solución BHA y Aha.