Nueve de cada diez filetes de buey son falsos

Por Manuel Peña

Sentimos decirte que si alguna vez has ido a un bar o restaurante y te han servido un filete o hamburguesa de buey, es muy probable que te hayan estafado. Y da igual que la carne que te sirvieron estuviera deliciosa, el caso es que no te han servido lo que has pedido, y eso es timar al cliente. Según la legislación en España, solo se puede denominar buey a los machos castrados mayores de 48 meses. Esto supone un problema para la industria porque tiene que mantenerlo vivo durante un largo periodo de tiempo, con toda la buena alimentación y cuidados que conlleva.

Además, para que la carne de buey esté más sabrosa luego, este animal que llega a pesar más de 500 kilos no debe hacer ejercicio físico, porque esto empeora luego la textura y sabor de su carne. Esto quiere decir que no pueden usarlo para otras tareas del campo. Las vacas son más rentables porque también dan leche durante su vida y pueden procrear, pero el buey no puede ni reproducirse al estar esterilizado. 

Continúa »