Robo de identidad ¿cómo protegerse?

Cuando pensamos en la palabra 'robo' se nos viene a la mente una persona con aspecto duro, a menudo en lo más profundo de la noche, robándonos nuestras posesiones mientras que nos amenaza con un arma. Otro escenario es cuando nos rompen la ventana del coche y nos sustraen posesiones como el portátil o el teléfono móvil, todas ellas posesiones a la vista. Todos debemos proteger nuestras pertenencias. Por eso cerramos nuestros coches y nuestras casas, pero ¿qué hay de nosotros mismos? ¿por qué no nos aseguramos?

El número de robos de identidad ha subido exponencialmente en los últimos años. Se ha convertido en todo un reto en la 'Era Digital'. El robo de indentidad tiene lugar cuando alguien, de forma deliberada, usa la identidad de otra persona sin su conocimiento o permiso. Normalmente se hace por algún tipo de beneficio económico. La persona a la que le han robado la identidad sufre normalmente graves consecuencias.

Tipos de robo de identidad

Los tipos de robo de identidad más comunes incluye el robo de la identidad financiera, en el que normalmente se sustraen los números de cuenta y otros detalles que hacen que la víctima vea como el ladrón vacía sus cuentas sin que muchas veces éste se percate de ello hasta pasado un tiempo.

¿Cómo saber si te han robado tu identidad?

En muchas ocasiones, los robos de identidad se suceden sin que la víctima lo seap. No obstante, hay algunos signos innequívocos que nos hace sospechar que este delito se ha producido, involucrándonos a nosotros mismos.

Si ves transferencias 'raras' en tu historial bancario, contacta de inmediato con tu oficina, lo más probable es que hayas sido víctima de uno de estos robos. Otro indicio de que te hayan robado tu identidad es que te hayan rechazado un préstamo cuando lo tenías todo a tu favor para que fuera aprobado.

Otro aspecto al que debes prestar atención es que las facturas sigan llegando con normalidad. También puede darse todo lo contrario, si recibes notificaciones de Hacienda sobre asuntos que nada tienen que ver contigo o llamadas de entidades de crédito haciendo referencia a préstamos que no has solicitado.

¿Qué hacer si has sido víctima de un robo de identidad?

Si te ha pasado algo de lo que hay sobre estas líneas y sospechas que tu identidad ha sido robada, contacta directamente con la policía, ellos se ocuparan de este asunto, que está catalogado como delito. En el caso de que tus cuentas y tarjetas de credito se hayan visto comprometidas, también debes contactar con tu banco, para buscar una solución que tenga las menores consecuencias posibles para ambas partes.

¿Cómo protegerte contra el robo de identidad

La mejor forma de protegerte contra el robo de identidad es tomar la menor cantidad de riesgos posibles.

Es más que recomendable que tengas bien a mano tus documentos personales, tales como tu número de DNI o tarjeta de crédito, manteniendo siempre tu cartera cerca de ti en todo momento. Asimismo, asegúrate que tus contraseñas online son difíciles de adivinar y que no coincidan con tu nombre y apellidos o tu fecha de compleaños. En cuanto a las compras online, usa solo sitios seguros y de confianza.

Por último, te recomendamos no hacer click en enlaces o archivos adjuntos enviados por personas desconocidas por email, así como que compruebes a menudo tus cuentas bancarias, descartando así cualquier tipo de movimiento sospechoso.