Inventan una app que detecta el cáncer de páncreas

Por Olga Cid

En los laboratorios de todo el mundo que investigan estas enfermedades se lucha en dos frentes a la vez. Por un lado, se investigan nuevas moléculas que puedan atacar a las células malignas sin afectar a las sanas, y, por otro lado, se investiga en la detección precoz. Ahí entra esta aplicación para el móvil que ha desarrollado la Universidad de Washington, pues permite detectar el cáncer de páncreas en sus inicios.

El cáncer de páncreas es un asesino silencioso. El cáncer se va desarrollando sin causar signos hasta que ya ha crecido. Para entonces, la probabilidad de curación es muy escasa, pues se estima que la supervivencia está en el 10%. Uno de los casos más conocidos es el de Steve Jobs, el creador de Apple, al que se le detectó cáncer de páncreas en un estadio temprano, cuando todavía era operable, pero decidió que era mejor intentar una cura basada en la dieta. Como es obvio, esta cura no funcionó y, para cuando se quiso poner en manos de los médicos otra vez, ya era demasiado tarde.

La aplicación para detectar el cáncer de páncreas se basa en la acumulación de bilirrubina en la esclerótica, la parte blanca del globo ocular. En las primeras fases del cáncer, se libera bilirrubina en exceso que no se elimina, sino que se acumula en el cuerpo. En la esclerótica, se hace visible al teñirla de amarillo, como ocurre también en otras enfermedades como la hepatitis.

La aplicación, a la que han llamado BiliScreen, analiza el color del globo ocular, pudiendo identificar así niveles mínimos de bilirrubina. Para ello, el paciente debe colocarse unas gafas que incorporan una tabla de color (para calibrar el aparato). Si el resultado es positivo en bilirrubina, hay que acudir al médico para que ordene más pruebas que confirmen o descarten el problema.