El motivo por el que nunca debes llevar el móvil al cuarto de baño

Por Olga Cid

Imagen: Shutterstock

De acuerdo, hay que admitirlo, ya no es que estemos conectados, es que estamos súper-híper-mega-conectados. Nos llevamos el móvil cuando desayunamos (para hacer fotos del café, seguramente), nos lo llevamos a clase, al trabajo, mientras tomamos la cerveza con los amigos, durante los partidos de baloncesto, nos los llevamos al cine, a la ópera, casi que también a las operaciones en el quirófano, a las bodas, bautizos y comuniones, a las despedidas de soltero, a todas partes, duerme con nosotros. ¿No podríamos, al menos, dejarlo de lado mientras estamos en el cuarto de baño?

Continúa »