¿Son tus celos una enfermedad?

Por Manuel Peña

Si bien es verdad que hay un componente biológico que puede hacernos más o menos posesivos y desconfiados, el entorno y la interacción de este con la persona es el que puede hacer que tengamos celos patológicos. Las malas experiencias en el pasado y la baja autoestima pueden ser detonantes de este tipo de celo. Es totalmente normal tener miedo a perder a alguien en alguna ocasión, el problema de los que tienen celos patológicos es que viven en esa inseguridad y se convierte en su modo de vida. Además, ese miedo es contraproducente, porque hace que sea mucho más probable que la relación se acabe.

Cuando se producen los celos tenemos, por un lado, un miedo a que la relación acabe y, por otro, un nivel superior de pánico irracional que viene acompañado de diferentes comportamientos inaceptables que necesitan de ayuda externa para que no acaben con la relación o con algo más. Esta segunda emoción se puede definir como celotipia. Según los manuales de trastornos mentales del DSM-IV, se trata de un subtipo delirante relacionado con la esquizofrenia.

Continúa »