La mujer que se casó con la Torre Eiffel

Por Manuel Peña

Internet no solo ha servido para darnos cuenta de que el mundo está lleno de gatitos preciosos y divertidos, también nos está mostrando a una gran cantidad de personas que son, cuanto menos, peculiares. Y es que no hace mucho supimos que un hombre se casó con su teléfono móvil en una capilla de Las Vegas. Sin embargo, hoy venimos a hablaros de una persona que se ha casado también con un objeto, de mucho mayor tamaño y que además, es un símbolo para la ciudad de París.

A esta fijación y deseo de objetos determinados se la conoce con el nombre de objetofilia. Se trata de una parafilia en la que el individuo siente atracción sexual y emocional por un objeto sin vida. Las personas que la padecen dotan al objeto de una personalidad propia y le atribuyen sentimientos y pensamientos. La falta de refuerzo y apego en el entorno del sujeto, puede hacer que acabe como la protagonista de esta historia.

Continúa »