El castillo que realmente inspiró el cuento de La Bella Durmiente

Por Manuel Peña

El castillo de Neuschwanstein en el estado de Baviera, cerca de Füssen, en Alemania, es el castillo que inspiró a Walt Disney como modelo para diseñar el de la Bella Durmiente de Disneylandia. Sin embargo, el castillo que sirvió de inspiración para el escritor original de este cuento, fue otro distinto. Charles Perrault, autor del cuento de hadas se sirvió del castillo de Château d'Ussé como fuente de inspiración para su obra.

Perrault estuvo como huésped en esta fortaleza de arquitectura renacentista que se encuentra en el corazón del bosque de Chinon, a orillas del río Indre, dentro de la comuna Rigny-Ussé, en Francia. Cuando estuvo allí quedó tan fascinado por sus interiores, que se sirvió de la impresión que le había dado el lugar para crear el entorno donde se desarrolla el cuento de La Bella Durmiente.

Continúa »