Inventan una carretera eléctrica que carga los coches que pasan sobre ella

Por Manuel Peña

El equipo de eRoadArlanda es el responsable de este proyecto. Según explican sus directivos, la carretera funciona suministrando electricidad mediante conductores incrustados en ella. El vehículo se conecta a un carril electrificado y, siempre que el vehículo circule sobre el raíl, un brazo móvil transfiere energía del raíl a la batería del vehículo. La corriente se desconecta cuando el vehículo se detiene, haciendo que el sistema calcule cuánta energía está usando el vehículo, para luego cargar costes por vehículo y usuario.

De esta manera, se elimina la necesidad de postes de carga en carretera y permitirá trabajar en baterías más pequeñas en los futuros coches eléctricos, lo que supondrá un menor gasto en fabricación. Además, el hecho de que la carretera esté electrificada no tiene ningún peligro para los peatones. Según comentó Hans Sall, director ejecutivo de eRoadArlanda a The Guardian, "el nivel de electricidad en la superficie es de solo un voltio, podrías caminar descalzo". 

Se espera que las carreteras con estos raíles reduzcan las emisiones de carbono en un 90%, y que hagan que el gasto en coches eléctricos sea un 75% más barato que en los de combustible.

Foto: Shutterstock