¿Funcionan los trucos para saltarse los controles de alcoholemia?

Por Manuel Peña

No son pocos los conductores que, tras beber más de lo permitido por la Dirección General de Tráfico, tratan de reducir los niveles de alcohol en sangre mediante algunas de las técnicas que te vamos a describir a continuación. Hemos decidido describirte cada una de ellas para que no pierdas el tiempo y sepas cómo proceder en caso de tomarte unas cervezas o unas copas de más.

Uno de los trucos que usan es tomar café, comerse un caramelo o masticar un chicle. Si bien es cierto que todo esto absorbe cantidades mínimas de alcohol en la boca, no interfiere en la medición del alcoholimetro de la Guardia Civil. Al agente le puede parecer que tenemos mejor aliento que si no tomáramos café o caramelos después de beber, pero si nos piden que soplemos, no conseguirá cambiar el registro a nuestro favor.

Continúa »