Si ves este colgador en una tienda, ¡no te cambies de ropa!

Por Manuel Peña

Lo que más preocupación está generando es que se pueden conseguir en internet por un precio que ronda los 50 euros, y que cualquiera puede adquirirlos. En la descripción del producto, se pueden leer cosas como que "gracias a su diseño, la cámara estará muy bien escondida para que nadie se dé cuenta de que está siendo grabado". Al parecer cuenta con grabación de vídeo y audio con una resolución de 1280 x 960 píxeles. Todo lo filmado se guarda en una tarjeta de memoria micro SD que también incorpora el perchero.

Los dueños de establecimientos que colocan estos percheros espías solo tienen que usar un cable USB luego para ver lo que se ha grabado. Además, cuenta con una batería recargable que permite grabaciones continuadas de más de 90 minutos. Otra cosa bastante alarmante, es que se pueden poner a funcionar en modo 'detección de movimiento', y de esta manera solo graban al detectar movimiento, lo que otorga más minutos de espía, eliminando las partes en las que no hay acción. 

Los primeros casos se han dado en Florida, Estados Unidos, y la policía ya ha advertido que han detectado algunas de estas cámaras en casetas de playa y probadores: "Hay que tener cuidado porque están apareciendo cámaras cada vez más pequeñas en objetos cotidiano que vemos a diario".

Foto: Amazon