El truco para elegir vaqueros de tu talla sin probártelos

Por Mirian Diaz

Lo primero que hay que hacer para escoger unos vaqueros que sean de tu talla sin necesidad de probártelos, es elegir el tamaño. Tan solo hay que coger los extremos de la cintura del pantalón al nivel del botón central y envolverlos alrededor del cuello. Si ves que ambos extremos se juntan fácilmente, es el tamaño adecuado, en caso contrario, tendrás que seguir probando suerte.  

Ahora lo que toca es definir el ancho para encontrar la medida perfecta. ¿Cómo hacerlo? Muy fácil, dobla tu brazo a la altura del codo y aprieta el puño. Ahora deberás encajar fácilmente la cintura del pantalón. Si la cintura del vaquero es equivalente a la medida de tu brazo flexionado, vas por muy buen camino.

Como es natural, no todos los jeans valen, este paso determinado de los tres que forman la prueba solo sirve para pantalones que tengan una cintura estándar, no para los que son de cintura alta, pues, obviamente, el brazo no encajaría por completo en la cintura.

Tan solo queda un último paso para saber si, efectivamente, ese es el vaquero de tus sueños. Lo siguiente es comprobar la longitud para saber si tienen el largo suficiente. Para ello, sostén los bordes de las piernas con tus manos (cada borde con la mano que le corresponde). Ahora, estira tus brazos tanto como puedas y si justo el centro del vaquero se encuentra debajo de tu barbilla, habrás dado en el clavo porque son los jeans perfectos para ti.

Ahora bien, si te gustan los vaqueros estrechos y quieres saber si se ajustarán fácilmente a tu pie, lo único que debes hacer es apretar el puño y comprobar si la abertura de la pierna pasa fácilmente por él.