Pablo Iglesias, sin coleta ni barba

Por Cristóbal

Imagen: Shutterstock

Aunque actualmente el pelo largo se asocia a metaleros y jóvenes alternativos, las melenas eran un símbolo de poder en la Antigüedad. De ahí que la Biblia dibuje a Sansón como un superhombre de pelo frondoso que pierde su fuerza cuando Dalila le mete la tijera. Más allá de las figuras bíblicas, hay personajes históricos que, tras ser rasurados lo perdieron todo, como el rey Wamba.

Continúa »