¿Puede un restaurante prohibir la entrada a niños?

Por Manuel Peña

Desde 2011 se viene informando de restaurantes que están tratando de ofertarse como un espacio "libre de niños". El último caso, ha tenido lugar en Salamanca. El local impuso una versión un poco más suave que la de sus antecesores, advirtiendo que "si el menor llora, grita o hace ruidos molestos para el resto, los padres deberán sacar al menor hasta que deje de hacerlo". Además, también indicaba que los menores deberían permanecer "en todo momento con sus padres, sin separarse de ellos". También les prohibían la entrada con juguetes, a excepción de "móviles y consolas", cambiarlos en el "local fuera del aseo" y "jugar" en el establecimiento. Quizá el local pensó que este movimiento de censura podía perjudicarles y acabaron por eliminar la norma e incluso han pedido disculpas a los afectados. 

Los primeros casos reportados, tuvieron lugar en Bilbao en 2011, y los restaurantes se anunciaban directamente como "libres de niños". En uno de ellos, según publicó en su momento El Correo, se podía leer: "Reservado el derecho de admisión a quien con su comportamiento incívico cause molestias a otros usuarios, y también a los menores de edad, acudan solos o acompañados". Para 2016 había varios casos de restaurantes, hoteles y otros establecimientos que se sumaron a la causa. Ahora que ha vuelto a ser noticia por el restaurante de Salamanca nos preguntamos si se trata de una práctica legal o es más bien un abuso.

Continúa »