El misterio de la leche en el café

Por Olga Cid

Imagen: Pixabay

Hasta que no me tomo el primer café de la mañana no soy persona. Una frase como esta la decimos todos a diario. La cafeína es lo que nos da el empujón que nos saca del sueño de una vez, y poco o nada nos interesa lo que ocurre cuando le echamos la leche: está bueno y eso basta. Pero de cuando en cuando, conviene intentar preguntarse el porqué de las cosas.

Continúa »