¡Ya está aquí el helado de Kinder Bueno!

Por Olga Cid

La descripción ya es para que a uno se le haga la boca agua. En la propia página web de la empresa afirman que esta delicia está compuesta de una capa de fino helado de leche de avellana que envuelve un núcleo de salsa de chocolate con leche Kinder, todo ello sobre un crujiente cucurucho cubierto de una fina capa de crema de avellanas Ferrero. En efecto, ¡ñams!

Y esto es solo el principio, porque aparte de los cucuruchos, también están preparando un helado de los de palo, con leche entera fresca y chocolate con leche Kinder, y un sándwich de helado con los mismos sabores, con un relleno de crema de leche y dos galletas de cinco cereales.

Si te preocupan las calorías, no los pruebes. Son helados y son dulces, no son hojas de apio. El sándwich, por ejemplo, son 92 calorías cada uno. El polo son 62 calorías y el glorioso cucurucho, 206 calorías. No hay para tanto, un cornetto de los gordos lleva más de 300 calorías.

Al parecer, el nuevo helado de Kinder estará a la venta a partir del verano de 2018. El fabricante principal será la empresa alemana Langnese, cuyo propietario es la multinacional Unilever. En principio, los productos se mantienen a la venta mientras el público los siga comprando, así que ya sabemos, a por ellos, no sea que nos quedemos sin helados.