El truco para poner la funda del edredón rápidamente

Por Olga Cid

Imagen: Pixabay

Vamos a viajar en el tiempo por un momento, nos vamos a un siglo atrás. Las camas tienen colchones rellenos de lana cruda y hay que sacudirlas y airearlas cada día para que no se amazacote, las sábanas bajeras no tienen ajustes elásticos y tal como tiras de un lado, se sueltan por el otro. Además, el tejido de la ropa de cama es totalmente arrugable y, si no las planchas con esfuerzo cada vez que las lavas (al menos un par de veces al año), parecerá que te acuestas sobre una castaña pilonga. Y luego de las sábanas hay que poner las mantas, al menos dos, que hace fresco por las noches. Y, por encima, la colcha de ganchillo, para que la habitación tenga aspecto de limpia y arreglada. Solo has hecho la cama y ya se te ha ido media mañana.

Continúa »