El truco para dejar las almohadas amarillentas como nuevas

Por Olga Cid

Imagen: Pixabay

¿Cuánto tiempo pasamos en la cama, con la cabeza sobre la almohada? Pues seguramente, menos del que nos gustaría, pero de todas maneras, al menos unas 6 o 7 horas al día (idealmente 8) dejamos nuestra huella en la almohada. Y la huella no se refiere al hueco que deja nuestra cabeza, que también, sino a los restos que quedan sobre la almohada: sudor, saliva, algo de grasa de la piel o células muertas.

La funda de la almohada no solo sirve para hacer bonito, también protege la almohada, al recoger la mayor parte de todos esos fluidos. Pero la funda es de tela, así que es inevitable que parte de la suciedad se filtre y vaya a parar a la almohada. A la funda le podemos poner tratamientos de limpieza más o menos agresivos, pero ¿qué hacemos con las almohadas que se han vuelto amarillentas por el uso?

Continúa »