El motivo por el que tienes que tirar tu almohada ya mismo

Por Olga Cid

Lo normal es usar la almohada dentro de su funda, que puede lavarse con facilidad, pero no es frecuente que lavemos la propia almohada. Y deberíamos, porque está demostrado que en una almohada cualquiera puede haber hasta 16 especies de esporas de hongos diferentes, algunos de los cuales pueden causar infecciones respiratorias.

Y donde hay hongos, puede haber también microbios. De hecho, en una almohada habitan más de un millón de microbios por centímetro cuadrado. No todos ellos van a provocar enfermedades, pero la posibilidad de que algunos sí las causen es real. Y después están los ácaros, unos arácnidos diminutos que también son responsables de alergias e infecciones respiratorias.

Las muchas horas que pasamos sobre la almohada dejan residuos corporales en ellas: sudor, saliva, humedad, pero también restos de suciedad, polvo, maquillaje, etcétera. Todo junto crea un ambiente propicio para que medren los microorganismos, y el lavado simple no los elimina por completo. Además, el relleno se va a ir aplastando con el tiempo y ya no ofrecerá el mismo soporte firme. Por todo ello, si tu almohada tiene más de dos años, tírala inmediatamente y compra otra. Tu salud te lo agradecerá.