El motivo por el que deberías plantar aspirinas en tu jardín

Por Olga Cid

Imagen: Shutterstock

La aspirina es ácido acetil-salicílico. Es curioso conocer el origen del nombre del ácido: deriva del nombre latino del sauce, salix, precisamente porque la corteza, las ramas y las flores de sauce (que en algunos lugares de España se denomina saúco) se han utilizado tradicionalmente en distintas preparaciones con el mismo objetivo con el que usamos la aspirina: para aliviar el dolor, la fiebre y la inflamación. Efectivamente, el sauce contiene un precursor del ácido acetil-salicílico, así que nuestros antepasados usaban el sauce con muy buen criterio. La palabra aspirina es el nombre comercial, que se eligió porque resultaba fácil de pronunciar en cualquier idioma.

Continúa »