Las bolsas de plástico costarán 30 céntimos muy pronto

Por Olga Cid

Imagen: Pixabay

La historia de las bolsas de la compra es bastante curiosa. La gente solía llevarse sus propias bolsas o capazos para ir a comprar. Allá por los años 70, empezaron a ofrecerse en los supermercados, aunque se cobraban. La gente las trataba con mucho respeto, lavándolas y secándolas para poder reutilizarlas tanto como pudieran. Algún tiempo después, al imprimir en ellas el logotipo de la tienda, servían como medio publicitario, así que empezaron a regalarlas. La gente ya no las trataba con tanto cariño, pero se hizo habitual encontrar en cada cocina un rincón en el que se amontonaban cientos de ellas.

Continúa »