La CUP plantea un corralito para evitar la fuga de capitales de Cataluña

Por Cristóbal

Sí, la diputada de la CUP dejó bien claro los deseos de su formación política ante el nacimiento de una hipotética república catalana. No dijo 'corralito', e incluso algún simpatizante ha dicho que eso sería imposible, pero las palabras tienen significado cuando se unen en un discurso.

Reguant apostó recientemente ante las cámaras de NaciòDigital por el control temporal del capital y de los flujos en Cataluña para que la república pueda aguantar los primeros años de vida. Este extracto de la entrevista puede encontrarse en un vídeo que pulula por Internet, adornado con miles de comentarios.

FOTOS: 7 formas en las que Cataluña está perdiendo dinero desde el referéndum

La mayoría hacen referencia al corralito que la CUP impondría a los catalanes tras la DUI. La cuestión es que la susodicha declaración unilateral de independencia se ha quedado a media hacer, y el pan ácimo no entraba en los planes de la Candidatura de Unidad Popular. La CUP quería levadura, y mucha.

De momento el corralito se queda en el aire, al igual que la república catalana. Pero Reguant dio a entender que lo tienen todo planeado, desde el control de aduanas, puertos y aeropuertos hasta el secuestro del capital catalán. Para ello, se apoderarían de las finanzas catalanas haciendo frente al ministerio de Hacienda, creando una entidad pública propia (el Instituto Catalán de Finanzas) y dejando a un lado bancos como el BBVA, el Sabadell o CaixaBank.