El increíble sueldo del director de la DGT por 42 días de trabajo

Por Cristóbal

En 2011, un Gregorio satisfecho probó a diversificar su perfil sin salir del ayuntamiento hispalense, pasando a ocupar el cargo de teniente de Alcalde, así como el de delegado de Empleo, Economía, Fiestas y Turismo. Un subidón en la escala que le procuró puestos de responsabilidad en varias empresas públicas.

Hasta aquí todo perfecto, Gregorio vivía a gusto y pasaba desapercibido, pero el supuesto colega de Zoido no pudo evitar que los medios se hicieran eco en la primavera de 2017 por la concesión irregular de una vivienda de la Guardia Civil. Fue bastante sonado, e incluso se aprovechó para poner sobre la mesa la cuestión de las condiciones salariales y laborales de los guardias civiles. Se defendió a duras penas y aguantó el chaparrón, pero su nombre fue a para a la lista negra de más de uno.

No solo fue señalado por aceptar una vivienda que, según muchos miembros del cuerpo, no le correspondía; además, se castigó socialmente el hecho de haber invertido más de 50 000 euros en la reforma del inmueble (seguramente con dinero púbico). Un despropósito que sirvió para destapar la verdadera trampa de Serrano: los salarios públicos que ha percibido desde 2003, incluyendo los casi 9500 euros que se embolsó pocos meses antes por apenas 42 días de trabajo como director de la DGT.