Cada español pagará 65 euros a Florentino Pérez por este motivo

Por FranH

La suerte de Floper es una de esas curiosidades del destino que pocos alcanzan a escudriñar. Misterios sin resolver como el último rescate de la Tesorería del Estado que le costará al contribuyente unos 2600 millones de euros. Por suerte, pagaremos a escote y la factura nos saldrá por el módico precio de 65 euros por cabeza. Nada, una minucia, que para muchas familias maltratadas por la crisis supone la comida de una semana.

Pero, bueno, tampoco es cuestión de ponerse paranoico. Seguramente Florentino esté aprovechándose del paternalismo del estado español, por mucho que digan que aquí no se protege al empresario o que el de España es un reino gobernado por neoliberales. Al menos, cuando se trata de grandes empresas, entidades financieras y patrimonios astronómicos, en Hispania no hay neoliberalismo que valga.

Aquí arrimamos el hombro todos, que para eso somos gente solidaria. Lo llevamos en el ADN, aunque luego cierre la frutería del barrio y nos dé igual. Ay, pymes y emprendedores, para esos sí que somos neoliberales. Eso sí, cuando lanzas una OPA hostil contra una compañía energética y te la comes con patatas, los españoles ponemos la carne para compensar. Pero, claro, es lo que tiene estar cubierto por cláusulas de rescate. Es todo legal, oiga.

Así juega siempre el señor Pérez, que seguramente habrá pasado alguna temporada en Mallorca (puede que cerca de Marivent). Por eso, ha tenido siempre tanta 'suerte' en los negocios; a costa del erario público, por supuesto. Si palma un proyecto de construcción de almacenes de gas, se embolsa unos 1700 millones de euros; si le molestan unas desaladoras, pues unos 600 millones de euros aprox. para la saca; que se mete en el túnel de Pertús y no le sale rentable, no pasa nada, le compensan con cerca de 290 millones de euros...

Sumen y sigan, damas y caballeros, que todavía quedan los peajes y no está el horno para añadir una buena pila de cientos de millones de euros que le podrían caer por el rescate de las autovías. Ciertamente, a Floper no le hace falta jugar a la Lotería ni tocar la chepa de un jorobado; tiene acceso a la mano de Aznar para celebrar los goles del Real Madrid.