La princesa iraní por la que los hombres se suicidaban

Por Olga Cid

La historia ha salido a la luz en Facebook, donde el usuario Está en la historia ha compartido unas viejas imágenes de la princesa iraní Qajair, antes y después de afeitarse. Al parecer, la princesa era considerada como un símbolo de perfección y belleza, hasta tal punto que tuvo 145 pretendientes, de los que 13 se suicidaron desesperados por su rechazo.

La historia ha circulado por las redes sociales por lo chocante del bigote de la princesa, pero al parecer la hiistoria no es tal como la han contado. En realidad, no sería una princesa iraní, sino una de las componentes de un harén, y su imagen es interesante porque es de las primeras que se realizaron a mujeres iraníes.

Imagen: vía Facebook

Otra cosa que tampoco parece ser cierta es el nombre de la supuesta princesa, pues Qajair no es nombre de mujer, sino el de una dinastía iraní de origen turco, que se mantuvo en el poder un par de siglos, hasta 1925. Sin embargo, una de las hijas del sultán persa fue Zahra, de la que se conoce poco, pero se sabe que luchó por los derechos de las mujeres. Casada, tuvo cuatro hijos y se terminó divorciando.

Zahra se dedicó a las artes: fue pintora y escritora y también era la musa inspiradora de poetas. Fue pionera en su país en el uso de ropa occidental, llegando a crear la Sociedad de la Libertad de la Mujer, por lo que se la considera una de las pioneras del movimiento feminista. Se conocen fotos suyas, y no se corresponden con las de la imagen, pero tampoco son demasiado diferentes. En todo caso, es una demostración de que la belleza externa es importante, pero mucho más interesante es la belleza interna.