Hace 4000 km en bici para volver a escuchar el corazón de su hija

Por Manuel Peña

La vida es caprichosa y nos demuestra cada día que no es justa con historias como la de la familia Conner. Y es que, una joven de 20 años que pertenecía a la familia perdió la vida al ahogarse en una piscina durante unas vacaciones familiares. Abbey Conner falleció el 12 de enero a una edad muy temprana. Cuatro años antes, cuando tenía 16, ya se había hecho donantes de órganos, como si la pobre criatura presintiera que su trágico final estaba cerca. Los padres cedieron sus órganos tras su fallecimiento.

Bill Conner, padre de Abbey, quiso hacer algo bastante singular tras donar los órganos. Pedaleó más de 4000 kilómetros desde su casa en Wisconsin hasta llegar a Baton Rouge, en Luisiana. ¿Por qué hizo esto? Pues para poder escuchar el corazón de su hija latir. El corazón de Abbey sirvió para salvar la vida a Jack, un chico de 21 años al que le quedaban días de vida si no recibía un nuevo corazón. El poético reencuentro con hija en forma de latidos dentro de Jack fue grabado por las televisiones y se ha hecho viral en inernet.

Continúa »