El asesino de Nagore vuelve a ejercer la medicina en libertad

Por Manuel Peña

La condena al asesino de Nagore Laffage, es una de las más polémicas que se recuerdan en España desde la del niño que asesinó a sus padres y a su hermana con una katana. En este caso, tenemos que remontarnos a una fecha más reciente. Durante los Sanfermines de 2008, José Diego Yllanes Vizcay mató a Nagore Laffage. El jurado lo encontró culpable de homicidio por agravante de abuso de superioridad, y lo condenó a doce años y medio de prisión. El castigo, que ya parecía poco a los que pedían justicia para Nagore ha quedado en menos tiempo aún. Y es que, Yllanes salió el julio de este mismo año, ocho años y once meses después de entrar en la cárcel, y solo tiene que pasar las noches entre rejas.

Y si ya es escandaloso que un asesino, salga nueve años después de prisión, más lo es el hecho de que esté ejerciendo de psiquiatra. La opinión pública no entiende como permiten a una persona que ha cometido semejante delito pueda seguir ejerciendo justo de una profesión que se encarga de tratar a personas que tienen desequilibrios mentales severos. Eso sí, tenemos que puntualizar que ahora trabaja como investigador, sin pasar consulta ni tratar a ningún paciente. 

Continúa »